Volver a página principal

Clientes

Acceso clientes
Alta clientes
Por qué ser cliente

Feromona

Principal
Qué es
Cómo actúa
Comprar feromona

Nutrición

Abonos
Necesidades nutrición

Riesgos Laborales

Principal
Servicios ofertados
Solicita información
Qué necesitas

El Tiempo

Predicción
Estación Meteorológica
Antena Geoestacionaria
Niveles de Polen
WebCam
Red de estaciones
Descarga del tiempo
Cabañuelas 2013/2014
Mapas
Modelos
Radares
Sismología
Astronomía
Cambio Climático
Huracanes y Tornados
Oceanografía
Radiosondas
Tipos de nubes

Descargas

Seguimiento de fincas
Carteles
Vídeo

Información

Quiénes somos
Contacte
+ Noticias

Cabañuelas 2013/2014

Estamos ante un año complicado pues pasaremos después de dos años lluviosos a una posible situación de precipitaciones medias o deficitarias (300-400 mm/año), pues como bien muestra las cabañuelas las tormentas y los aguaceros serán la nota predominante. El otoño se prevé corto de lluvias con precipitaciones que vuelven a segundas quincenas de mes, y debemos hacernos la idea de un otoño sin ser seco del todo pero sí que tardarán en llegar las lluvias, puesto que los frentes Atlánticos se encontrarán las altas presiones de las Azores  y marcarán en gran medida dos estaciones importantes para nosotros otoño-invierno y parte de la primavera,  pero para acabar antes con el otoño tardará en llegar el frío hasta bien consumido parte de noviembre y se reducirán las precipitaciones al mes de octubre. El invierno que tiene pinta de parecer más otoño que la estación típicamente fría, tardarán en llegar las heladas y dependiendo de la cota de cada población notaremos el frío o no, respecto a las lluvias podemos ver que no serán muchas y en momentos  puntuales para dar paso a la primavera cálida en su inicio con fríos tardíos en el mes de marzo, acompañados siempre de chubascos débiles y dispersos, frase que acuña tiempo de pocas lluvias y mucha nubosidad aunque hay probabilidad de  que se produzcan lluvias en el mes de marzo sería Abril el mes más proclive a que lleguen las lluvias sobre todo en su segunda quincena tal y como le puede pasar a mayo que las tormentas dejen precipitaciones pero debemos asimilar que al llegar las lluvias de componente este esto reduce las cuantías y la duración dando lugar a episodios tormentosos fundamentalmente por lo que tendríamos esa entrada del verano en mayo que acabaría lógicamente con tormentas. En definitiva, entramos en un periodo  con precipitaciones dispersas que nada tiene que ver con el exceso de los dos últimos años pero no debemos  extrañarnos puesto que nuestro clima e historia meteorológica es esa, en un periodo de diez años, ocho años de escasas y medias  precipitaciones (300-450 mm)  y dos años buenos (500-750 mm)

DESCARGAR EL INFORME DE LAS CABAÑUELAS DE ALFONSO CUENCA EN PDF